ENTORNO > Malagón

Malagón

Malagón se sitúa a 12kilómetros de la Casa del Príncipe. Pueblo situado entre los Montes de Toledo y la llanura manchega, en él principalmente podemos visitar:

 

Edificio del Ayuntamiento
El edificio que alberga en la actualidad el Ayuntamiento de Malagón consta de dos partes bien diferenciadas. La más antigua, construida hacia 1920, sigue el proyecto del arquitecto provincial Telmo Sánchez. El edificio consta de dos plantas, con escalera central. Tiene balcones y ventanas alargadas en su fachada, con molduras alrededor de las mismas. El proyecto original contemplaba un balcón central, que fue remodelado en 1922, cuando la corporación municipal decidió añadirle una torre campanario que albergaría un reloj. La parte baja de la torre conforma los soportales de entrada al edificio, formados por gruesas pilastras sobre las que se apoya la torre. En sus despachos conserva algunos cuadros de la pintora malagonera Gloria Merino.

 

Ermita del Santísimo Cristo del Espíritu Santo
Se encuentra en la aldea del mismo nombre y está dedicada a la advocación de El Cristo del Espíritu Santo, Patrón de Malagón. El conjunto está formado por un patio cerrado, una iglesia con sacristía aneja y varias dependencias, que datan del siglo XVII.

Destaca en el interior de la ermita un cuadro del Ecce Homo, de escuela toledana del siglo XVII. En él aparecen, en actitud orante, los I Señores de Malagón, Don Antonio Ares Pardo Saavedra y Doña Luisa de la Cerda y Silva. Este es el único retrato existente de ellos.

La entrada se realiza por un tosco porche. La ermita consta de una sola nave, cerrada con bóveda rebajada, sobre lunetos, rematándose sobre el presbiterio con una cúpula sobre pechinas, que se adornan con lienzos pintados a óleo y que representan a Santa Teresa de Jesús, a Santa María Magdalena, San Pantaléon y San Francisco de Asís.

El ábside está presidido por la imagen del Cristo del Espíritu Santo, obra del madrileño Faustino Sanz Herránz (década de los 60), que sustituye la primitiva imagen destruida durante la Guerra Civil. Esta imagen está albergada en un retablo barroco, del que destacan sus pinturas.

En el patio de la ermita se encuentra un ara votiva dedicada a Marte, de época romana y una columna de la misma época.

Cerca de la ermita se encuentra el lugar conocido como La Cruz de El Cristo, enclave con mucha historia, ya que en él, además de encontrarse la imagen primitiva del Cristo, que según la tradición fue enterrada por los visigodos ante el avance de las tropas árabes, se descubrió en la década de los noventa, una necrópolis visigoda, con numerosos enterramientos, en la que aparecieron sarcófagos de piedra y multitud de objetos de la vida cotidiana, que se acompañaban al enterramiento, como ofrenda al difunto. Actualmente todo este material excavado se conserva en el Museo Provincial de Ciudad Real. El lugar está señalado con una cruz, cubierta por un templete, cuyo basamento es un capitel (cimacio) procedente de una antigua basílica visigoda.

 

Monasterio de San José
Este monasterio alberga una Comunidad de Monjas Carmelitas Descalzas, que continúan el espíritu de la Reforma de Santa Teresa de Jesús. Malagón es la Tercera Fundación de Santa Teresa y se trata del único convento que fue concebido desde sus cimientos por la Santa, al contrario de lo que sucedió en sus otras fundaciones, las cuales ocupan edificios ya construidos (como palacios o casas señoriales). Esta circunstancia hizo que en él plasmara claramente el espíritu de su Reforma e imprimiera al edificio un carácter muy austero y funcional, tanto interior como exteriormente.

El empeño de Doña Luisa de la Cerda, I Señora de Malagón, quien conoció a Santa Teresa en Toledo, hizo posible la Fundación de Malagón. Pese a las reticencias de Santa Teresa a fundar en Malagón, Doña Luisa consigue que la Santa acepte este encargo de “señora tan principal”. La llegada a Malagón de Santa Teresa tiene lugar el 1 de abril de 1568, permaneciendo ella y sus monjas en el castillo hasta que se ultimaron los detalles del nuevo Convento. Éste se fundaría provisionalmente en unas casas que Doña Luisa tenía en la plaza pública, conocidas como “Casas de la Quintería”. A estas casas se trasladan las monjas el 11 de abril de 1568, día de la fundación del Convento de Malagón. La señora se comprometía a levantar un edificio nuevo. Esta promesa se demoró bastante, puesto que en estas casas provisionales pasaron las monjas 11 años. Las obras fueron dirigidas por Nicolás de Vergara, Maestro Mayor de obras de la Catedral de Toledo y del Hospital de Tavera de la misma ciudad. Se conserva la escritura original, que contiene todas las especificaciones que Santa Teresa hace al Maestro Vergara, y que se firmó en Toledo, en 1576. Será la propia Santa Teresa la que traslade a las monjas al nuevo edificio, el 8 de diciembre de 1579, viviendo ella en él desde ese día hasta el 13 de febrero de 1580, en la última visita que haría a Malagón.

Todo el edificio está impregnado del espíritu de la Reforma teresiana. Se desarrolla en dos plantas y se articulan sus dependencias entorno a un claustro central. El cuerpo inferior de este claustro lo forma un pórtico de columnas de piedra y el superior presenta balaustrada, con pies derechos, vigas y zapatas de madera, que forma una galería abierta al patio. La planta baja está construida con muros de mampostería y la alta con tapial. La viguería de los forjados y las cubiertas son de madera y los suelos de baldosa de barro cocido.

En la parte oeste del edificio del Convento se encuentra la iglesia, de una sola nave con una capilla lateral. Su aspecto actual se debe a una reforma llevada a cabo en época barroca. La nave está cubierta por bóveda de cañón rebajada, con lunetos y arcos fajones sobre columnas toscanas. Sobre el presbiterio se abre una pequeña cúpula que no es visible en el exterior.

La pieza más importante de la iglesia es su magnífico Retablo Mayor, de estilo barroco toledano, colocado en 1732. Está dedicado a la Santísima Trinidad, destacando el grupo escultórico que representa a la Sagrada Familia. Está considerado uno de los retablos más bellos del siglo XVIII. Es obra de Germán López, de Toledo.

A parte del Retablo Mayor, la iglesia conventual conserva otros 4 retablos menores. El que se encuentra en la capilla lateral, también es obra de Germán López, así como las imágenes de San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y la Virgen del Carmen. En él se encuentra un crucificado, del siglo XVI, conocido como “el Cristo verde”, por la oxidación de los pigmentos de su pintura.

En el interior del Convento se conserva la celda que ocupó Santa Teresa, además de su silla y su mesa. Una imagen de la Santa, en actitud sentada, preside esta pequeña celda. La imagen sale a la calle con motivo de alguna fecha o efeméride teresiana importante. La última ocasión, el 28 de marzo de 2015, V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

Información obtenida de https://turismo.malagon.es


Galería de imágenes

  • Ayuntamiento de Malagón
  • Ermita del Santísimo Cristo del Espíritu Santo
  • Monasterio de San José
CASA DEL PRINCIPE
Parque Nacional Las Tablas de Daimiel
Dehesa de Zacatena - Daimiel - La Mancha - Spain

info@casadelprincipe.es 926 850 371 | 606 401 278

Nº registro Casa Rural en Castilla - La Mancha 13012120194
Cladium Asociados SL CIF: B13416656 Inscrita en el Registro Mercantil de Ciudad Real TOMO:394 / Libro: 0 / Folio:172 Hoja: CR15378

© 2020 Todos los derechos reservados

COVID-19 Para vuestra tranquilidad y seguridad nos hemos formado a través de la Asociación de Ecoturismo en España y aplicamos los protocolos higiénico sanitarios para la contención del COVID 19 recomendados por la Secretaría de Estado de Turismo y validados por la Secretaría de Estado de Sanidad. Ver


Sello Responsible Tourism Secretaría Estado de Turismo Sello formación COVID19 Asociación Ecoturismo en España